Artículos

Personajes autistas: tópicos que debes evitar

Piensa en un personaje de ficción que sea autista o asperger y luego en un personaje histórico que también lo sea.

Voy a dar por hecho que ya lo has pensado. Dime, ¿has pensado en Sheldon Cooper y Albert Einstein? ¡Golpe de remo! Bueno, no, quizás tu error no es tan exagerado como para darte un golpe de remo pero principalmente porque toda la información a tu alrededor te ha estado conduciendo constantemente a que ambos son aspies o autistas sin que haya evidencias de que así sea.

Los personajes autistas (y me voy a referir así a ellos a partir de ahora, ya que el asperger es un trastorno dentro del espectro autista) están muy mal representados y mal entendidos, Sheldon Cooper siquiera fue creado con intención de ser autista pero todo el mundo así lo cree. Por otro lado, el psiquiatra que definió el asperger (Hans Asperger) era todavía un bebé cuando Einstein ya llevaba muchos años andados, para saber si era aspie o no, habría que haberle conocido y tratado en vida, ya que no es algo que simplemente se defina con “era un genio ergo tenía asperger”. ¡No!

Es por este tipo de cosas por las que quería hacer desde hace tiempo un artículo que derrumbara los tópicos sobre los autistas y que ayudaran a otros escritores a no cometer errores. Que al escribir “asperger” en Internet me salga un artículo hablando de “la enfermedad de Sheldon Cooper que le hace no tener empatía” me preocupa. Que un escritor desinformado pueda pasar por ahí y creer lo que está leyendo para introducirlo en su libro me preocupa el doble, porque primeramente el asperger no es una enfermedad sino un trastorno y el resto de características que mencionan este tipo de artículos los desmontaremos en breves.

PRIMER TÓPICO: VIVEN EN UNA BURBUJA

Bubbles on glass

Eso es mentira. Tendemos a imaginar a los autistas en una esquina remándose a sí mismos con pánico de todo lo que les rodea. Pues siento decirte que habrás conocido como mínimo a un autista en tu vida y no te habrás dado ni cuenta. Son personas como tú y como yo, que desean relacionarse (o no, que también los hay). Sí que pueden llegar a ser algo torpes con algunos aspectos sociales, algunos son más hábiles y otros menos, a algunos se les nota más y a otros tienes que conocerles para verlo.

Ahora es cuando alguien dirá: “yo en el cole de mi hermanito vi a un niño autista que cuando tenía berrinches se escondía en una esquina y lloraba”. Sí, yo he estado en una asociación de autismo haciendo actividades para niños y adultos y también lo he visto, pero sinceramente es algo que he visto en niños que no son autistas y hay niños autistas en los que jamás he visto ese comportamiento. Cada autista, adulto o no, es un mundo y no merecen ser catalogados como “personas dentro de burbujas”.

SEGUNDO TÓPICO: SON GENIOS

bombilla 1Suelo oír que la diferencia entre el autismo y el asperger es que los segundos son igual de inteligentes que los demás o más. ¡Nooooo! ¡Falso! Como he dicho, el asperger es un trastorno DENTRO del espectro autista, pero además no tiene nada que ver con su inteligencia. Durante mi estancia en la asociación conocí chicos y chicas con todo tipo de capacidades intelectuales, desde personas con discapacidad mental hasta superdotados. También conozco muchos autistas que son grandes amigos míos y sólo uno de ellos es superdotado. Sus capacidades dependen de la persona, no de su trastorno.

Lo que induce a pensar esto es que son personas que tienden a obsesionarse y a veces pecan de monotemáticos. Si un autista se obsesiona con, por ejemplo, la fotografía, sabrá de todo sobre fotografía y es por eso que algunas personas creen que son genios, porque conocen datos de todo tipo sobre su tema preferido.

TERCER TÓPICO: NO TIENEN EMPATÍA

¡Mal, muy mal! ¡Claro que un autista tiene empatía! Según me explicó la psicóloga a cargo de la asociación, la empatía se divide en cognitiva y emocional. ¿Cuál es la diferencia entre una y otra? La emocional es la que te permite identificar al otro como un individuo con derechos y emociones, la cognitiva es la que te permite ponerte en su lugar y saber resolver sus problemas.

Un autista suele fallar en la empatía cognitiva, y no es que carezcan de ella, es que simplemente les falla. Probablemente si le cuentas tu problema a tu amigo autista se ponga nervioso pensando en cómo ayudarte porque aunque saben que estás triste no saben ponerse en tu lugar lo suficiente para calmarte y gestionar tus problemas.

Amor Lee

¿Qué debes hacer para crear un buen personaje autista?

Te iba a decir: infórmate, pero eso hice yo y no funcionó para nada. ¿Por qué? Porque las páginas de Internet o son una auténtica aberración (como la que te he puesto arriba hablando de Sheldon Cooper) o son tan sólo un conjunto de características del autismo. Y ese es el problema: los autistas nunca tienen toooodas las características de su trastorno, tan sólo reúnen unas cuantas y en mayor o menor medida.

¿Quieres saber de qué va el autismo realmente? Métete en foros de autismo y habla con ellos, métete en vídeos de autistas explicándose y escúchales, sigue cuentas de activismo neurodivergente como @NeuroAwesome en twitter que te ayuden a entenderles y, sobre todo, TIENES QUE CONOCERLES.

La información que saqué de mil páginas de Internet no tiene nada que ver con todo lo que supe cuando comencé a hablar con ellos a través de Internet e incluso a hacer amigos autistas (por no hablar de los que ya conocía y nunca me di cuenta). Deja que ellos te muestren cómo son, calla, escucha y aprende de ellos.

Pronto haré un artículo en el que te daré pistas para que crees un buen personaje autista pero hasta entonces tu tarea es explorar el mundo y conocerles. De momento, te dejo la reseña de “El jinete del silencio”, que presenta uno de los mejores personajes autistas que he visto.

¡No te olvides de compartir esta entrada y de seguir el blog para no perderte nada!

Anuncios

6 comentarios sobre “Personajes autistas: tópicos que debes evitar

  1. Me acuerdo de nuestra “agria polémica” XD sobre si los asperger podían tener imaginación o no. Sinceramente te digo que a raíz de aquello me he dado cuenta de que aun habiendo estudiado psicología, en general tenemos una mala percepción de cómo son, y que es más importante tratar con ellos que leer apuntes y artículos, creo que llevas razón en que la información que hay por ahí está muy sesgada, te ponen unas características muy rígidas y si no las tienen, supuestamente ya no son autistas, cuando luego te ves cosas totalmente diferentes (pero ya te digo, no sólo lo que se encuentra por internet, incluso en mis propios libros de psicología).

    Y ya hablando de personajes, yo me leí hace poco dos libros que tenían como protagonista a un chico con asperger (uno es “El curioso incidente del perro a medianoche” y el otro no me acuerdo ahora cómo se llamaba), y una cosa que me llamó la atención es que los dos personajes, aun teniendo sus cosas en común, son totalmente diferentes, (por ejemplo, uno estaba más metido en su mundo y el otro era más extrovertido). Me gustaron mucho los dos, y de hecho creo que he aprendido más sobre los asperger leyendo esos dos libros de ficción que en mis apuntes XD

    Me gusta

    1. Me apuntaré en pendientes esas dos historias, a ver qué tal.
      A mí me sucedió lo mismo, me leí medio internet tanto páginas fiables como no, para investigar sobre el asperger y hasta que no conocí gente aspie no me enteré realmente de lo que iba. Yo creía que eran gente sin sentimientos ni empatía, fíjate tú jajaja

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s