Artículos

Protagonistas, ¿son necesarios?

Siempre he dicho que le tengo algo de tirria a la figura de protagonista ya sea porque suelen ser puros estereotipos o porque simplemente JK Rowling me dejó con el “trauma” después de una saga de siete libros con un mundo y unos personajes maravillosos que no exploró porque todo se centraba en “Harry Potter”.

Eso sí, que yo le tenga tirria a algo no significa que no sea necesario o al revés. De hecho, la figura de protagonista me parece algo totalmente opcional e incluso me atrevo a decir que me gustan más las historias sin uno.

Para empezar, aclarar que una novela puede estar compuesta por uno, o varios protagonistas, especialmente si te enfocas en diferentes lugares de tu mundo, pues puedes crear varios protagonistas con el mismo nivel de validez que te sirvan para explorar tu mundo sin necesidad de uno de los clichés más grandes de la fantasía tal y como señala el Geek Furioso en uno de sus vídeos: los viajes.

Por otra parte, una historia donde no puedes señalar ni uno ni varios protagonistas es, para mí, lo mejor que puedes encontrarte. ¿Por qué? Pues no sólo evitas que sea un sólo personaje el que explore el mundo y te lo muestre, sino que una historia en la que nadie es más importante que nadie la sentirás más real. No es lo mismo temer por la vida del protagonista (que sabes que al principio de la historia no van a morir por mucho que se les exponga a ello) que por la de un personaje cualquiera. Y ese es el problema, en las novelas todo suele girar en torno al personaje principal (de ahí su nombre) por lo que las veces en las que te pongan los pelos de punta temiendo lo peor por alguien probablemente sea causa de un personaje secundario.

Además, la complejidad de los personajes secundarios puede verse colapsada por la del principal, convertirse en meros apoyos para que éste se encuentre ciertos obstáculos o soluciones en su camino. Y ojo, no siempre es así, no me malinterpretéis, pero sí que es algo muy común en ciertos libros.

Y como veo que esto está siendo poco objetivo, iré al grano. Ya sabéis por qué me gusta más que no haya protagonista (que es algo personal) pero, ¿de verdad no es necesario?

Si sabes cómo manejar tus personajes y darles relevancia en función a unos parámetros distintos que no sean “la historia gira en torno a él” o “es el elegido” puedes estar creando una auténtica joya sin necesidad de poner a alguien como centro de atención.

Por ejemplo, puedes optar por dar relevancia a ciertos personajes en función de su clase social y el poder que ejercen en tu mundo, porque si algo está claro es que no puedes dar la misma complejidad a absolutamente todos los personajes que crees. Mientras el lector tenga alguien a quien creer y con quien empatizar las cosas no tienen por qué salir mal y no necesitas alguien que destaque y que guíe la historia.

Esto, obviamente, sólo recomiendo hacerlo si tu historia es apta para no tener personajes principales. Si escribes sobre un “elegido” no pretendas no crear protagonistas porque el lector se va a sentir engañado. Sin embargo, si tu historia gira en torno a una guerra entre varias ciudades/países de tu mundo quizás sí puedas permitírtelo

Debes analizar que tipo de historia vas a crear antes de decidir quien o quienes van a ser los protagonistas, no veo libros como Harry Potter o Eragon sin un personaje principal, pero otras como Canción de Hielo y Fuego dejan más en el aire quién es el que importa en la novela, cualquier personaje puede morir o tener éxito y probablemente tu percepción de si es bueno o malo dependa más de tu bando que el de los personajes en sí.

Una vez sepas en qué va a basarse tu novela y si un personaje principal encajaría en ella o no, céntrate en desarrollar tanto al principal como a los secundarios, pero en ningún caso dejes que el enfoque hacia el personaje principal debilite la complejidad de los demás.

Cuéntame tu opinión al respecto y qué decisión vas a tomar (uno, varios o ningún protagonista) y no olvides suscribirte al blog para no perderte ningún post.

Anuncios

3 comentarios sobre “Protagonistas, ¿son necesarios?

  1. Las historias corales tienen mucha más miga porque se reparte el protagonismo. Además evitas acabar hasta los mismísimos del personaje principal. Por otra parte elaborar una buena historia coral es un quebradero de cabeza y exige un esfuerzo en la planificación de tramas brutal, de lo contrario tu historia puede ser un churro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s