Textos

El diario de Marietta (Parte I)

Resumen on-rol del Campus Potter 2016

DOMINGO 31 de Agosto de 1969

Por fin mi tercer año en Hogwarts, hoy ha sido día de llegar e instalarnos, así que una vez hemos dejado las cosas hemos ido al Gran Comedor a ver la selección de los nuevos alumnos. Todos los que han entrado en Ravenclaw tenían claro que querían pertenecer a esta casa y eso ha sido algo que me ha gustado, novatos que saben lo que quieren y lo que es mejor.

Este año, además, hay un nuevo director: Albus Dumbledore. Mañana se celebrará su investidura. Me habría gustado que hubiese salido elegido el profesor Flitwick, sólo un Ravenclaw podría suceder como Dios manda a otro Ravenclaw y a decir verdad nunca me ha agradado el profesor (ahora director) Dumbledore.

Luego nos vinieron a buscar los delegados de nuestra casa y nos llevaron a la sala común, al parecer hay un pique entre casas por ver qué sala común es más difícil para entrar así que hemos ido los alumnos de cada una intentando entrar en las demás. En Ravenclaw hemos conseguido abrir la sala común de Gryffindor, el carruaje de Beauxbatons y el barco de Durmstrang. Por supuesto, en nuestra sala común también entramos.

dums.gif
Saqué esta foto a los Dumstrang cuando llegaron al colegio. Me impresionan bastante pero creo que prefiero Hogwarts, por lo menos entiendo el idioma.

LUNES 1 de SEPTIEMBRE de 1969

Y comienzan las clases. He tenido Estudios Muggles con un profesor llamado Quirrell. Me gusta su estilo porque lleva un turbante morado pero tiene cara de ser occidental. Es jovencito, tiene dieciocho años y es profesor becario. Nos ha enseñado “aerobic”, yo creía que tenía que ver con algo del viento pero no, al parecer es una especie de deporte muggle raro.

Luego he tenido vuelo pero como estaba enferma me he dedicado a ayudar al profesor con las puntuaciones y a hacer gorritos de aluminio para que los aliens no puedan leer la maravillosa mente de los Ravenclaw. Nos están observando desde el espacio, le pese a quien le pese, ya querrán gorritos cuando vengan a por nosotros.

Después he tenido clase de Alquimia con un profesor muy de mi estilo, va de negro y tiene los ojos rojos. Igual se ha echado una gota de poción de cambio de color para conseguirlo. Me ha hecho gracia que le moleste la luz y tenga unos colmillos tan grandes, le he dicho de broma que parece un vampiro. A él no le ha hecho tanta gracia.

A la hora de comer llegaron los directores de otras escuelas para celebrar la investidura de Dumbledore. ¡Qué pesadilla, que le pongan en el puesto y ya!. Por lo menos los directores nos han enseñado cosas de sus culturas: los brasileños nos han enseñado pociones de su tierra y un africano llamado Ubuntu nos mostró los tatuajes mágicos. A mí me amenazó por un inoceeeeeeeente comentario sobre su cultura, pero bueno.

La pesadilla llegó más tarde, aún estoy aterrorizada por eso, simplemente no me puedo creer lo que ha pasado. En la cena Ubuntu cayó al suelo y nos sacaron a todos del Gran Comedor, le habían envenenado y teníamos que buscar los ingredientes para prepararle una poción ya que el profesor Slughorn no los tenía todos. Al final el profesor Moody nos ha mandado a buscarlos porque la situación era desesperada. El problema es que Hogwarts esa día estaba muy frío para ser verano, demasiado. Al salir vimos que el castillo estaba infestado de dementores. Conseguí escapar y atrapar una serpiente para la poción (hay quien encontró una poción de la condición inversa), pero cuando todos nos reunimos en el vestíbulo nos llegó la noticia de que Ubuntu había muerto y justo entonces unos dementores entraron en el hall y atraparon al profesor Quirrell. Moody se los quitó de encima y le salvó. Espero que esté bien, a mí sólo de tenerlos cerca se me pone la piel de gallina, no quiero ni imaginar que intenten besarte.

Uno de los tatuajes mágicos que nos enseñó Ubuntu. D.E.P.

MARTES 2 de SEPTIEMBRE de 1969

Los directores de las demás escuelas estaban indignados, se han marchado del colegio a excepción de Durmstrang y Beauxbatons. Por lo demás, el día ha comenzado normal. Los periódicos armando jaleo por el preso de Albania escapado. A mí la ministra Jenkins me ha dicho que estamos a salvo y que Alemania también, así que me quedo más tranquila.

A primera hora, DCAO, con el profesor Riddle. Es tan amable como me habían dicho. Su clase ha sido maravillosa y se me ha dado mejor de lo que esperaba. Teníamos que meternos en una situación crítica y actuar como tal. A mí me ha tocado ser una aurora infiltrada y conseguí salvar a la gente de los magos oscuros infiltrados (a los cuales detecté a tiempo).

La segunda clase ha sido con el profesor Petrov. Astronomía, ya podemos imaginarnos de qué va. El profesor es ruso y comunista pero todavía no sabe que soy de Alemania Oeste, así que estoy a salvo de que haga puchero con mi cadaver como promete que hará con los capitalistas.

Por último, historia de la magia con la profesora Bathilda, con quien hemos relatado la historia de uno de los primeros mago del mundo: Jordi Hurtado.

Por la tarde ha vuelto la movida, pero esta vez ha sido con esos cabezas de chorlito de primero: James Potter y Sirius Black, se han dedicado a discutir y a liarla, al final han decidido medirse las varitas como cualquier lerdo de Gryffindor haría y se han retado a ver quien roba algo a un profesor. Me han arrastrado al reto, lo juro, lo he hecho por pura presión social. Ya tengo suficiente con que la maldita de Nuca me llame “nido de pájaros” por mi pelo, no quiero que también me vayan llamando pringada.

He tenido que robar con un grupo al profesor Kettelburn una mariposa. Le encantan las mariposas (dice que son animales de macho. Los ingleses son muy raros, en Alemania un animal de macho es un lobo o un oso, incluso un león).

Me encontré con el profesor Riddle por el camino y me contó que compró su broche en uno de sus viajes, dice que suele ir al este de Europa. Es muy majo, me cae bien. Aunque se puso hecho una furia cuando se dio cuenta de que unos alumnos le habían robado su anillo. Sí, nos pillaron a todos.

Por la noche tuvimos una práctica de defensa llamada “tienes tiro”, para aprender a defendernos. No se me dio nada bien y eso me aterroriza, porque más tarde se escucharon explosiones en el portón del castillo, alguien ha entrado. ¿No me había dicho la ministra que estábamos a salvo?

Una foto mejor que mil palabras de cómo estaba después de la clase de DCAO.

De hoy he sacado que una cosa son las clases y otra las prácticas. No me quiero imaginar una batalla real… ¡Yo no quiero participar en eso!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s