Artículos

[ANÁLISIS] ¿Es Crepúsculo machista?

Es tarde para reseñar una saga tan conocida y, de hecho, hasta a mí me aburriría leer una de Crepúsculo. Todos sabemos por donde cojea: vampiros con complejo de hada madrina, los personajes giran en torno a los protagonistas, los Vulturis dan tanto miedo como un chihuahua rabioso… Pero si algo no me planteé cuando tenía catorce años y leí la saga fue la posibilidad de estar leyendo el libro más machista que había tenido entre mis manos hasta entonces. Y recalco: hasta entonces.

¿Por qué Crepúsculo es machista? Fácil:

CHICO INTERESANTE, CHICA INOCENTE

Wow, ¡qué original! Y nótese mi sarcasmo. El cliché de la chica buena y pura que conoce al típico chico malo o misterioso y consigue hacerse un hueco en su corazón. Él pasará de ser un chico frío a un corazón de golosina que se comporta bien únicamente con ella mientras que con los demás puede llegar a ser una bestia o un niñato borde en el mejor de los casos.

Este tipo de tópicos es muy común en la literatura romántica juvenil últimamente y pocos se dan cuenta de lo peligroso que es romantizar este tipo de relaciones, dejando caer que el amor puede incluso con el carácter de alguien frío o de alguien agresivo. Si seguimos difundiendo que hasta el más cruel de los hombres (y no hablo por Edward) puede ser un corazón con patas que luego no nos extrañe que victimas del machismo no se percaten de que están siendo maltratadas, hemos sido nosotros quienes hemos dicho que él puede cambiar, que él será bueno con ella cuando la ame.

TOXICIDAD Y DEPENDENCIA

En la segunda parte de la saga podemos ver que Edward abandona a Bella y ésta pierde todo lo que le hace ser una persona. Vamos a ser realistas, representar a alguien sufriendo por la rotura de una relación no se puede considerar machista. El problema está cuando tu protagonista gira tan entorno al personaje masculino que literalmente ni te molestas en escribir qué pasa durante esos primeros meses en los que ella sufre por la pérdida de su amor. En el libro sólo podemos ver varias páginas en blanco con los meses que transcurren escritos, es entonces cuando introducimos otro personaje masculino y la historia vuelve a fluir.

Cuando Edward vuelve recobra todo lo que dejó como si nada, con la triste excusa de “esperaba que vinieses detrás de mí, por eso te abandoné”.

En cuanto a los amigos de Bella se les introduce para nada. Son mencionados alguna que otra vez, pero ella ni sabe ni tiene interés en interactuar más allá de su novio. De hecho, llega a dejar tirados a sus amigos para exponerse a situaciones peligrosas para oír la voz de Edward en su cabeza tratando de detenerla. ¿Alguien más se ha dado cuenta de cómo Stephanie Meyer romantiza la pérdida de cordura y la autolesión?

ROMANTIZACIÓN DEL CONTROL

Edward es un personaje que no pide ni perdón ni permiso. Su relación es tóxica desde antes de comenzar a ser pareja. De hecho, Edward se cuela en su casa varias veces sin que ella lo sepa para observarla por las noches.

Durante toda la saga él se encarga de sobreprotegerla incluso cuando ella no quiere. Ni pregunta antes de hacer las cosas ni pide perdón cuando se enfada, sino que se revuelca en excusas de “es por tu bien”. Quizás el padre de Bella, que es policía, debería haber dicho a su hija que un hombre que la manipula para que vea su excesivo control como algo bonito y por su bien no es más que un maltratador.

Además, no deja que ella tome sus propias decisiones. Bella quiere ser un vampiro pero Edward odia serlo, por lo que no quiere que su novia caiga también bajo “su maldición”, así que se niega durante tres libros a convertirla en vampiro.

Es cierto que está en todo su derecho a negarse a morder a alguien, nadie le quitará eso, sin embargo, no es que se niegue a transformar a su novia en un una criatura mágica, es que también se lo prohíbe. Lo más lejos que llega Edward es a poner a votación tal decisión entre los Cullen y afortunadamente para él Bella sale perdiendo. Si realmente se hubiese parado a pensar en que su novia es un ser con libre albedrío habría llegado a la conclusión de que sólo hace falta que Bella quiera convertirse y que haya alguien dispuesto a hacerlo. ¡Nada más! ¡Es su decisión! Pero él no lo acepta y la controla pensando que no sabe nada de lo que hace, que él siempre sabe más de lo que le conviene o no.

EDWARD NO LA PROTEGE: LA SECUESTRA

Esto está relacionado con el punto anterior. Edward se pone celoso de Jacob Black y prohíbe a Bella juntarse con él bajo la excusa de que los licántropos son peligrosos (ejem, Edward, tu hermano intentó cenarse a tu novia por una gotita de sangre).

Bella se enfrenta a su novio, no quiere dejar de ver a su amigo así que, ¿qué hace Edward? La encierra contra su voluntad en su casa bajo la vigilancia de Alice Cullen.

Tanto el libro como los personajes tratan de hacer entender a los lectores y a la propia Bella que eso no es más que un acto de amor, de protección. Al final Edward le regala un coche lujoso y todo pasa a estar solucionado. Casi me doy con el libro en la cara al leer esa parte.

EDWARD INTENTA OBLIGARLA A ABORTAR

No recuerdo qué perlas más salen del personaje de Edward pero esta es la más grave. En el cuarto libro Bella queda embarazada de un pequeño vampirito.

Edward la advierte de que ese híbrido la destrozará por dentro, de que se alimentará de su vida desde el vientre hasta consumirla y acabar con ella. Bella aún así no quiere perder a su bebé y decide que quiere tenerlo aunque le cueste la vida, pero Edward nuevamente se niega en rotundo y coge un vuelo para volver a su ciudad y practicar un aborto.

La única opción que queda a Bella para evitar que su novio la obligue a abortar es avisar a Rosalie, hermana de Edward, que nada más llegar al aeropuerto se interpone entre la pareja. No, no lo hace porque una mujer deba tener derecho a hacer con su cuerpo lo que quiera, a continuar un embarazo o a detenerlo, lo hace porque ella siempre quiso tener un hijo y no pudo al convertirse en vampiro.

***

Te puede gustar Crepúsculo o no, pero es innegable que su contenido y todo aquello que promueve es misógino y machista a más no poder. Se puede hacer personajes o tramas machistas, sí, pero hay que tener mucho cuidado con no darles poder, validez y perpetuar sus comportamientos.

Un buen ejemplo es Canción de Hielo y Fuego, una trama machista donde los personajes femeninos están muy bien construidos y donde se ven auténticas atrocidades producto de la misoginia. Sin embargo, nunca se ven expuestas como algo romántico, no las cubre bajo la capa del amor, se muestran como lo que son: una atrocidad más de las que ocurren en ese universo creado por George RR Martin.

Anuncios

4 comentarios sobre “[ANÁLISIS] ¿Es Crepúsculo machista?

  1. Creo que siempre la había querido leer y al fin me digno. Que no será porque la compartiste hoy (que si) jajajaja.
    Solo me das mas razones que tenia en la cabeza, pero asi muy abstractas, sobre esta historia. Recuerdo que una amiga me la había recomendado allá por el año que había saludo el 1ºº libro o el segundo… y yo me dije, vale me la apunto, Pero es que primero vi las pelis que leermelos y me pareció algo horrible, y despues de leerme las miles de criticas poniendo verde a la saga… sigo sin entender como mi amiga decía que era un buen trio y que me gustaría. De aquellas me estaba leyendo memorias de idhun, y mi amiga dijo que para trios buenos, ese de crepusculo. En serio… no sé como pensaba esta amiga… pero definitivamente no creo que vuelva a fiarme de sus gustos literarios… aunque hace mil que no la veo como amiga. Solo conocida de lejos XD En fin, espero que haya evolucionado su forma de idolatrar este trio.

    Me gusta

  2. Parece que no se ha leido ni el libro ni visto la pelicula. Primero:
    Bella quiere convertirse en Vampiro, si, y Edward no quiere porque no quiere que sufra por ser vampiro. Rosalie habla con ella cuando le cuenta su historia y eso, no me parece machista. Cuando Edward abandona a Bella, es por el simple echo de protegerla de Jasper y de la familia de vampiros para que no la hagan nada. Y los dos se quedan destrozados. Luego cuando Edward cree que Bella está muerta, intenta morir y Bella le salva y cuando Bella se queda embarazada, claramente Edward dice:”Si muere Bella, no me hago responsable del bebé” porque Edward quiere a Bella y después la convierte porque no la iba a dejar morir. Sinceramente, criticais que una película es machista cuando el 90% de las películas son machistas.

    Me gusta

    1. Critico la saga de libros, no la película, y en ningún momento he dicho que ni uno ni otro sean los únicos libros o películas del mundo.
      Por favor, lee bien mi análisis porque me estás explicando una saga que ya he visto y leido y argumento muy bien por qué tiene tanto machismo intrínseco.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s