Artículos

Cómo crear buenos personajes en siete pasos

Tengo que confesarlo, lo que más me llama de una historia son sus personajes. Puedes presentarme la historia más maravillosa y mejor contada del mundo que si tus personajes no me entran probablemente ni termine el libro.

Es también, algo en lo que me centro mucho al escribir, suelo decir que no hay que juzgar lo que escribo por la trama “principal” pues lo importante está en cómo se desarrollan los personajes, sus tramas secundarias y cómo modifican así el hilo universal. Por eso, he decidido dejar las pautas que todo el mundo tendría que tener en cuenta para crear un personaje que sea lógico, realista, complejo y, por tanto, bueno.

Hace poco leí “70 preguntas que tienes que hacerte durante la creación de tu personaje” de Inteligencia Narrativa, es un método que nunca había usado y que me parece muy útil, aunque recomiendo hacerlo tras haber creado al personaje, para confirmar que no te has olvidado de nada y nunca durante la creación, pues inventar tanta información de golpe puede hacerte caer en incongruencias. También es un método que recomiendo sólo para la creación de personajes literarios y no de rol, ya que muchas de esas preguntas puedes responderlas durante el transcurso de éste.

Esta entrada que escribo también va dirigida a personajes literarios. Si queréis que haga una sobre personajes de rol no olvidéis hacérmelo saber. Comencemos:

PERSONALIDAD MARCADA

Es muy odioso encontrar personajes que cambian más de personalidad que de ropa interior. Y no sólo por aquellos que tienen cambios de humor repentinos y que en un párrafo irradian felicidad pero al otro están de un mal humor aplastante. Los personajes que tienen una personalidad que se deforma continuamente acaban cansando al lector y empobreciendo tu novela.

Tu personaje tiene que tener una personalidad fija, si es frío y calculador no hagas que al párrafo siguiente sea un romántico empedernido o el alma de una fiesta porque simplemente no concuerda.

Además, teniendo personajes con una personalidad marcada haces que aquellos lectores que tengan ese mismo tipo de personalidad empaticen con él, si en la página siguiente es alguien completamente distinto probablemente pierdan el interés, así que es importante que te plantees que tipo de personaje quieres.

Una buena forma de crear personalidades buenas y fijas es observar a la gente de tu entorno. Hay quienes son más extrovertidos y bromistas, otros que son bordes y cínicos. Inspírate en ellos si lo necesitas.

RELACIONES

Este campo es algo que flaquea sobre todo en la literatura romántica. Como toda persona, tu protagonista, antagonista o incluso el panadero de la esquina al que has dedicado más líneas en el último capítulo tendrá una familia, amigos, enemigos, aliados, socios… la única excepción son exigencias del guión.

Muchas veces en las historias de amor el hilo se desarrolla únicamente alrededor de los protagonistas y los personajes secundarios sólo existen para provocar encuentros entre los anteriores. Encárgate de que cada personaje con relevancia esté bien relacionado con otros y que éstos tengan su vida propia. Incluso que alguien esté relacionado de alguna manera con otra persona que no sale más que tres veces en toda la historia no hará más que enriquecer la trama y al personaje.

Si escribes fantasía medieval probablemente te tropieces constantemente con esas familias inmensas repletas de personajes que no sabes cómo gestionar. Te recomiendo que en este caso también te inspires en familias grandes que conozcas. Los abuelos suelen tener una gran cantidad de hermanos y tíos de los que pueden contarte muchas cosas. Toma nota e inventa personajes adaptándote a la estructura familiar que hayas escogido de ejemplo, así evitarás flaquear en este aspecto.

OBJETIVOS CLAROS

Probablemente tu trama tenga distintos bandos por lo que tus personajes deberán tener unos objetivos y una ideología clara. Esto no significa que deban estar clasificados en uno de los lados, pueden ser neutrales, pero debe quedar claro qué es lo que quieren y por qué no siguen una corriente.

Aunque esta entada no va sobre personajes de rol  el ejemplo de Gillian Twist es perfecto. Se desarrolló en una trama de snobs vs becarios. Ella era una psicópata que usaba su poder político para manipular a los demás a su gusto, su objetivo era incrementar su poder político y ser intocable para los demás, cosa que ponía en práctica en su internado ¿por qué Gillian Twist simpatizaría con los becarios si su carácter es claramente ambicioso, retorcido y sediento de poder? ¿Por qué iba a serlo si se crió en una familia de alta cuna que mira por encima del hombro a todo aquel que no tenga su cuenta llena de ceros y el respeto de la clase alta?

Tu personaje deja de tener sentido en el momento en que creas una trama donde el sistema dice “X” y tu personaje dice “Y” sin estar mínimamente influenciado por el primero. Un claro ejemplo es el que señala el Geek Furioso de la Literatura en su reseña de “El Trono de Cristal”  (min 10:00). Recuerda que no necesitas crear un racimo de rosas como personaje para que tus lectores sientan interés por él y que es imposible no estar influenciado por el sistema por muy bueno que seas.

ADAPTADO A SU ENTORNO

Esto está muy relacionado con el anterior punto pero con mayor profundidad. No sólo es la ideología o los objetivos del personaje, también debemos tener en cuenta que tanto el carácter, esa ideología o incluso el físico del personaje girarán en torno a  su ambiente.

Sí, sabemos que existen las personas excéntricas, pero a veces se nos va de las manos y parece que la persona sobre la que estamos escribiendo ha nacido en un universo paralelo y ha acabado en el nuestro de alguna forma extraña.

Crea un personaje que, por muy excéntrico que sea, tenga lógica dentro de su época, su cultura y su sociedad. Imaginad a un granjero pobre que no sabe leer ni ha recibido ningún tipo de educación más allá de las enseñanzas de sus padres sobre cómo cuidar animales y un huerto. Ahora, imaginadle teniendo una espada de acero que sabe controlar a la perfección. No tiene lógica, por mucho que le interesen las espadas y sea un granjero distinto a los demás.

DEFECTOS Y VIRTUDES

Probablemente no tarde mucho en escribir sobre las famosas Mary Sue (Gary Stu en masculino). Por ahora quedémonos ahora con sus principales características: perfectos que todo lo dominan, que son el centro de la atención y carentes de concordancia entorno-trama-personaje.

Por eso, es importante que reflejes los defectos y virtudes de cada uno y, ojo, no me refiero sólo a la hora de combatir. Si bien tienes que tener claro que a algunos se les da mejor el arco y a otros el cuerpo a cuerpo, que unos son magos grandiosos pero otros son estrategas sin capacidad física de combate, en el ámbito personal debe haber defectos y virtudes.

No es normal que tu personaje sea terriblemente bueno, que tenga una forma de ser y de pensar perfecta. Los habrá, por ejemplo, que sean machistas y/o racistas sin ser necesariamente el malo de la trama.

Por ejemplo, Severus Snape de Harry Potter es un personaje cuyas virtudes son la lealtad y la fidelidad a aquellos a quien quiere o admira, es un hombre inteligente y hábil en la batalla. Sin embargo, es una persona marcada por un pasado oscuro que tiende a abusar de los más débiles para sentirse superior o a destruir desde temprana edad sus relaciones porque no sabe cómo comportarse con los demás sin las estructuras de poder destructivas con las que se crió.

Resumidamente, a la hora de crear defectos no te centres sólo en aquellos que se ven a la hora de combatir ni te dejes llevar por el bando de tu personaje, todo el mundo tiene defectos y virtudes en su forma de ser independientemente de si es bueno o malo.

HISTORIA

Todo personaje ha de tener una historia, especialmente si quieres dar lógica a todos los puntos que hemos mencionado anteriormente. No tiene por qué ser algo trágico para marcar al lector pues, de hecho, si le sobrecargamos de historias trágicas lo probable es que se canse y que éstas dejen de ser interesantes, no es lógico que todo el mundo tenga un trauma infantil importante (ejem, Masashi Kishimoto, te miro a ti).

Crea algo que enganche y no necesariamente plagado de drama. Quizás es un ladrón que huye de la justicia constantemente, o quizás una prostituta que por una buena suma de dinero puede quitarte de encima a tu mayor enemigo, o un anti sistema que tiene prohibida la entrada a varias regiones por su activismo… ¡Hay muchas opciones!

A partir de su historia puedes dejar claro el entorno en el que se crió, por qué persigue esos objetivos, por qué tiene esa personalidad y quienes le rodean o rodearon en el pasado.

DESARROLLO

¿Recuerdas eso que he dicho antes de que tu personaje tiene que tener una personalidad fija? ¡Te mentí! Bueno, no del todo. Sí es verdad que su forma de ser no puede cambiar cada cinco segundos pero lo más importante de un personaje, por encima de todo lo demás, es su desarrollo.

Según avance la historia cada personaje, y no sólo el protagonista, vivirá una serie de experiencias que le harán cambiar como persona. Puede que empecemos con un personaje inocente y tímido que acabe siendo un completo manipulador inundado de odio, que  haya trabajado en sus defectos (aunque siempre tendrá alguno) y que ahora odie a su mejor amigo.

Todos los puntos que mencioné anteriormente (excepto la historia, claramente) pueden cambiar con el desarrollo del personaje. Encárgate de ello, pues alguien que no se inmuta ante lo que sucede a su alrededor es poco creíble. No sólo debes hacerte cargo de que un granjero pobre no tenga una espada de acero y una ideología clasista sino también de que al final de la historia sea una persona completamente distinta. Si no eres capaz de verlo piensa en ti , en cómo las distintas experiencias en tu vida te han convertido en alguien muy distinto a lo que eras hace seis años.

***

Probablemente traeré más material sobre la creación de personajes, es algo tan complejo que incluso se puede analizar por separado. Escribiré sobre los personajes femeninos, las Mary Sue y los Gary Stu, los psicópatas y más tipos de personajes que hay que coger con pinzas. Si no quieres perderte nada recuerda suscribirte al blog.

Si quieres que escriba sobre personajes en el rol házmelo saber a través de twitter o los comentarios.

Anuncios

6 comentarios sobre “Cómo crear buenos personajes en siete pasos

  1. ¡Muy buena guía! Casi todo es aplicable al rol, pero si tienes consejos específicos para rol también sería interesante. A mí por ejemplo me encanta crear personajes, y me encanta rolear personajes canon, pero me cuesta muchísimo crear OCs interesantes para rol y me canso enseguida de ellos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues mira, me haces plantearme varias cosas del relatillo que le escribo a mi novio, que todo pasa en un par de horas, evolución y tal no creo que haya muchisima. Es basicamente un rescate, en fin, pero me haces pensar en el por qué de sus personalidades, y aunque no lo escriba todo, al menos que tengan sentido de ser como son los personajes. Que actuen en consecuencia, que piensen en consecuencia… Espero no tener que reescribir mucho de lo ya escrito XD

    Me gusta

  3. ¡Muchas gracias! Ya tengo esto hasta añadido a favoritos xD
    Tengo muchas ideas para escribir en historias diferentes, pero como son muchos personajes sinceramente a veces me atasco con uno y me es difícil añadirle una personalidad o característica en concreto, espero que no sea la única a la que le pase 😦
    Jeje, gracias!

    Me gusta

    1. A mí me pasa con los personajes que creas como parte de la relojería, esos que están sólo para hacer funcionar la trama. Quiero darles más chicha pero cuesta porque sólo están para lo que están… y puff.
      Muchas gracias por comentar y espero que te sirva!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s